Contenido
Inspírese con soluciones circulares
El bienestar de nuestra sociedad ya no puede basarse en el consumo excesivo de recursos naturales. Para mantener negocios viables, necesitamos nuevas soluciones que garanticen que los materiales y su valor circulen en nuestra sociedad el mayor tiempo posible y que las pérdidas y los residuos se reduzcan al mínimo.

 

Debemos pasar de la lógica de las economías de escala y de la reducción de costes a una sociedad que utilice lo que tiene, que responda en primer lugar a las necesidades básicas de todos, que haga circular el nuevo poder adquisitivo de las comunidades locales y que genere capital económico, natural y social. La única manera de invertir la tendencia de un alto nivel de desempleo y la espiral descendente del desarrollo económico es asegurar que se cree más valor utilizando los recursos disponibles para crear dinero que esté diseñado para que fluya a través de las empresas locales y permanezca en la comunidad local.

 

A diferencia del modelo económico lineal tradicional, basado en un patrón de "tomar, hacer, consumir y tirar", una economía circular se basa en compartir, arrendar, reutilizar, reparar, restaurar y reciclar, en un circuito (casi) cerrado, donde los productos y los materiales que contienen son altamente valorados. En la práctica, implica reducir al mínimo los residuos.